Un Estado que no se rigiera según la justicia se reduciría a una gran banda de ladrones

San Agustín de Hipona



DECÁLOGO DE ABRAHAM LINCOLN: DEBO RETRACTARME. PARECE SER QUE EN REALIDAD
PERTENECÍA AL REVERENDO J. H. Boetcker.
1. - Usted no puede crear prosperidad desalentando la Iniciativa Propia.
2. - Usted no puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte.
3. - Usted no puede ayudar a los pequeños, aplastando a los grandes.
4. - Usted no puede ayudar al pobre, destruyendo al rico.
5. - Usted no puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario.
6. - Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.
7. - Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad, admitiendo e incitando el odio de clases.
8. - Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.
9. - Usted no puede formar el carácter y el valor del hombre quitándole su
independencia (libertad) e iniciativa.
10.- Usted no puede ayudar a los hombres permanentemente, realizando por ellos lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos


El que tiene un derecho no obtiene el de violar el ajeno para mantener el suyo.

José Martí

Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean.
San Agustín

Los países libres son aquellos en los que son respetados los derechos del hombre y donde las leyes, por consiguiente, son justas.

sábado, 23 de febrero de 2013

DE CÓMO HIZO EL GOBIERNO PARA ARRODILLAR A TINELLI...


Los acontecimientos diarios llevan al régimen a tratar de desarrollar creatividaddes, extremas...


No puede gobernar la realidad, y lo que puede hacer, es sólo incentivar el relato, a través de la omisión, el ocultamiento, el escrache, las amenazas de la AFIP...etc...


La amenaza de escrache y la AFIP doblegaron a Tinelli

febrero 23, 2013


Todo empezó con una nota publicada en un pasquín llamado “El Sensacional”, propiedad del magnate Matías Garfunkel. 

La tapa del mismo se titulaba “Las partuzas de Tinelli” y la nota respectiva hablaba de fiestas de sexo, drogas y homosexualidad. 

Esto motivó que Tinelli lo encarara un día a Garfunkel, marido de la modelo Victoria Vanucci e hijo de Jorge Garfunkel y Mónica Madanes. 

Se presume que este empresario, cercano al gobierno, maneja un fondo de inversión de 1.200 millones de dólares. Pero algunos de sus colegas lo consideran medio ingenuo, ya que Raúl Moneta le hizo poner 25 millones de dólares por la FM Rock & Pop, Metro, Blue y las AM Splendid y Belgrano, y no le otorgó la propiedad del 50% de las mismas como habían pactado. 

También intentó Garfunkel quedarse con Telecom y perdió 10 millones de dólares. 

Finalmente se asoció con Sergio Szpolski pagando 12.500.000 millones de dólares por la mitad de los activos del ex tesorero de la DAIA, que no tienen ese valor. Pero todo esto lo hizo con un fin: conseguir algún negocio importante del cristinismo, lo que hasta ahora no se produjo. 

Pero esta vez, al escrachar falsamente a Tinelli, el joven empresario se ganó la confianza del Jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina. 

Éste no tiene necesidad de trabajar en su cargo, ya que el que ejerce la administración del Estado es el Secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini. 

Abal Medina puede entonces funcionar como el gran editor-censor de todos los medios gráficos, radiales y televisivos controlados directa o indirectamente por el gobierno. 

Esta cruzada llamada por la presidente “vamos por todo” está limitada hasta ahora por la justicia y estaría próximo a conocerse el fallo de la Sala I de la Cámara Civil y Comercial Federal declarando la inconstitucionalidad de los artículos 45 y 161 de la Ley de Medios Audiovisuales. 

El congelamiento de precios por 60 días, con la prohibición de que los supermercados hagan publicidad en los diarios, es otra herramienta para el control de los medios.

La trama


Cristóbal López tiene un acuerdo publicitario con Tinelli para la marca Oil. 

Esta empresa tiene su centro en la refinería de San Lorenzo que López le compró a Petrobras y hay una red importante de estaciones de servicio Oil. 

Cumpliendo instrucciones de la presidente, López lo tentó a Tinelli para que firme su pase a Telefé. En realidad, esta propuesta habría sido la zanahoria después de que Garfunkel le diera el garrotazo con la tapa de su pasquín. 

También al conductor se le hizo saber que había filmaciones que lo comprometían y que se le venía una potencial inspección integral de la AFIP. 

O sea, que corría el riesgo de verse metido en el barro del escrache de Estado.

El temor del gobierno era concreto: que Tinelli ponga en pantalla este año otroGran Cuñado, del que participarían, entre otros, Mauricio Macri y Francisco de Narváez. 

Y como ningún oficialista aceptaría participar, seguramente las figuras del gobierno terminarían ridiculizadas. 

Por ejemplo, la cuñada presidencial y varios personeros más. 

Aparte, seguramente Fátima Florez entraría en acción imitando a CFK, lo que irrita a esta última. 

Después del programa del domingo de Jorge Lanata, los lunes por la mañana a la presidente se la veía de un malhumor terrible. 

Lanata hoy es el enemigo mediático número uno de la Casa Rosada, seguido en el 13 y Mitre por Marcelo Longobardi y Pepe Eliaschev, quien descubrió tiempo atrás el plan para negociar con Irán. 

Así las cosas, Showmatch iría a TELEFE y los otros productos derivados comoSoñando por Cantar y Dale la tarde pasarían al Canal 9, dejando al 13 debilitado en su programación. 

Aunque hay que tener en cuenta que Bailando por un Sueño el año pasado fue flojo en relación a años anteriores.

 Sería un error, por otra parte, subestimar a Adrián Suar, que podría cubrir rápidamente la programación con ficciones y algún programa parecido al Gran Cuñado, quizás con la conducción de Jorge Lanata, que pasaría a estar todas las noches en vez de solamente lo domingos. 

El mismo se emitiría a las 23 hs., después de las ficciones. En esta grilla podría a su vez ingresar Sebastián Ortega, enojado al igual que toda su familia por el noviazgo de Tinelli con la ex de Ortega, Guillermina Valdez. 

Así las cosas, la fuerza de los acontecimientos lo empuja a Tinelli a quedar enredado en la lucha por el poder, de la que nunca quiso participar.

 El temor al escrache del Estado y a la AFIP fueron, sin embargo, argumentos inapelables que lo obligaron a abandonar Canal 13.