Un Estado que no se rigiera según la justicia se reduciría a una gran banda de ladrones

San Agustín de Hipona



DECÁLOGO DE ABRAHAM LINCOLN: DEBO RETRACTARME. PARECE SER QUE EN REALIDAD
PERTENECÍA AL REVERENDO J. H. Boetcker.
1. - Usted no puede crear prosperidad desalentando la Iniciativa Propia.
2. - Usted no puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte.
3. - Usted no puede ayudar a los pequeños, aplastando a los grandes.
4. - Usted no puede ayudar al pobre, destruyendo al rico.
5. - Usted no puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario.
6. - Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.
7. - Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad, admitiendo e incitando el odio de clases.
8. - Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.
9. - Usted no puede formar el carácter y el valor del hombre quitándole su
independencia (libertad) e iniciativa.
10.- Usted no puede ayudar a los hombres permanentemente, realizando por ellos lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos


El que tiene un derecho no obtiene el de violar el ajeno para mantener el suyo.

José Martí

Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean.
San Agustín

Los países libres son aquellos en los que son respetados los derechos del hombre y donde las leyes, por consiguiente, son justas.

sábado, 1 de marzo de 2014

DE CÓMO NÉSTOR...LE ENCARGÓ SU MÁQUINA DE HACER BILLETES...A BOUDOU...


Boudou, el hombre que sabe demasiado

febrero 28, 2014


Cuando el vicepresidente Amado Boudou, entrevistado por Víctor Hugo Morales, “el relator del relato”, como bien lo calificó la Revista Noticias, dijo que “no iba a involucrar a nadie y que iba poner el pecho como siempre lo hizo”, lo primero que pensamos es que esa declaración era para Cristina Kirchner, pero ¿fue una advertencia?, ¿una amenaza? o ¿simplemente un mensaje para dejarla tranquila? aclarándole que si la cosa empeora aún más no se va a llevar puesto a nadie.
Es cierto, Boudou no se prohibió de nada, es un advenedizo político que llegó desde Mar del Plata a la “gran ciudad”, pensó que “se iba a comer a los chicos crudos” y de hecho lo hizo. Tuvo una carrera meteórica, desde la ANSES, pasando por el Ministerio de Economía, terminando con el broche de oro que fue la vicepresidencia de la Nación que le dio Cristina Kirchner a quien dicen que deslumbró desde el primer momento y no por su cultura o intelectualidad, sino por su postura “cheta y fashion”, un carilindo descontracturado y despolitizado dentro de una organización política donde abundaban las aburridas charlas de política y de poder, situación que Boudou aprovechó.
El segundo paso del ex DJ marplatense, era conquistar a Néstor Kirchner, encontró el sentimiento más profundo que movilizaba al ex presidente: la “caja” para construir poder. Boudou, en un momento de lucidez, halló la fórmula mientras estaba al frente de la ANSES y fue pasar las AFJP a manos del Estado y así manejar los enormes fondos de la ANSES “a gusto y piacere” de los Kirchner.
Se dice que Néstor Kirchner se dio cuenta enseguida que Boudou era un trepador sin escrúpulos y ese “don” era el que le interesaba al santacruceño porque había ciertos “trabajos” que los únicos que se animaban a hacérselos hasta que apareció Amado eran el ministro de Planificación, Julio De Vido, su segundo, José López y el inefable Ricardo Jaime. Pero ahora Kirchner necesitaba a alguien dispuesto a sacrificar lo político y ese alguien era Boudou que carecía de dicha vocación, entonces le encomendó lo que a posterior iba a ser su obra cumbre, tener su propia maquina de hacer billetes, quedarse con la imprenta Ciccone Calcográfica y así con todos los contratos del estado para hacer papel moneda.
Pero todo cambió cuando falleció Néstor Kirchner. Boudou decidió seguir con el negocio, ahora sin socio, era de él y nada mas que de él, pero empezó a cometer atropellos típicos de la angurria y soberbia del poder. Así y todo todavía la vida le deparaba una sorpresa más al entonces ministro de Economía. Nunca fue clara la relación personal entre Boudou y Cristina, hubo especulaciones de todo tipo, de “todo tipo”, pero de un día para el otro y ante la mirada atónita de todo el gabinete excepto de Carlos Zannini, que ya lo sabía, Cristina se lo llevó como compañero de fórmula.
Lo que sigue es historia conocida, pero volviendo a la actualidad y a las declaraciones de Boudou en radio Continental, evidentemente el vicepresidente le mandó un mensaje a Cristina, porque no nos olvidemos que Cristina juega al papel del “yo no se nada” ese rol que describe tan bien la abogada mediática Ana Rosenfeld con el latiguillo “los maridos hacen cosas a escondidas de sus esposas”. Pero Cristina sabe muy bien que todos los negociados dentro del estado conducen a Néstor y por ende a ella, basta ver su patrimonio o la sucesión de Néstor. Tal vez por esta situación, más el hartazgo por el rumbo que estaba tomando el gobierno y sumado su enfermedad (es diabético), el ministro de Planificación, Julio De Vido, “cajero histórico” de Néstor, presentó la renuncia a la que Cristina contestó: “vos de acá te vas solamente muerto (por su preocupante diabetes) o preso”, ahí terminó la discusión y las intenciones del ministro, que en su momento fue un “todo poderoso” y ahora es solo un observador de lujo de la decadencia K.
Quizás a Boudou también le agarró cierto temor, no nos olvidemos que en la causa por enriquecimiento ilícito en la que está imputado, también lo están sus padres, sus hermanos y su novia, la periodista Agustina Kämpfer, que se sospecha, pueden ser sus testaferros, entonces tal vez el vicepresidente piense que desde algún lugar del poder consideren que puede “abrir la boca”, ya que en un momento de exabruptos, en una reunión del Senado, dijo que él conoce “todos los manejos truchos” del kirchnerismo. O puede tener temor de terminar de otra forma, como una vieja anécdota, de la década del ‘50, que me contaba un tío sobre “Juancito” Duarte, el hermano de Evita, que decía: “¿saben cuales fueron las últimas palabras de ‘Juancito’ Duarte antes de suicidarse?, no tiren carajo!”
Tal vez esto no sea tan drástico y Boudou termine como “El folklorista Cantalicio Luna” de Les Luthiers, cantando el gato “el explicado” al juez Lijo, explicándole lo inexplicable y quedando a merced de la justicia. O puede que se haga cargo de todo, allanándole el camino a Lázaro Báez, el otro gran problema de Cristina.
Dirigente de Peronismo Para Todos – Universidad Para Todos
Twitter: @leoanzalone – @peronismoptodos
http://site.informadorpublico.com/?p=42275


lunes, 10 de febrero de 2014

RICARDO ECHEGARAY: ASUSTADO, AMENAZA CON HABLAR...





Politica

“Si el gobierno me suelta la mano, cuento todo y me los llevo a la cárcel conmigo”

RICARDO ECHEGARAY RECARGADO   



     Tiene miedo, mejor dicho, está aterrorizado. Nunca fue un hombre valiente, quien tiene la potestad de enviar un ejército de cien inspectores impositivos para amedrentar a los enemigos del gobierno se supone que tiene un poder ilimitado. Pero Ricardo Echegaray fue uno de quienes impulsaron “asustar” impositivamente al Poder Judicial, y ahora es —como aquel film de lo 80— “Tiempo de revancha”.

sábado, 8 de febrero de 2014

LÁZARO BÁEZ: INOLVIDABLE AUDIO SOBRE SU LAVADO DE DINERO...



http://www.perfil.com/politica/Lazarogate--Las-repercusiones-por-la-suspension-del-fiscal-Campagnoli-20131213-0027.html

 Difunden el audio de la escucha que vincula a Lázaro Báez con el hermano de la ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez. En un diálogo telefónico, Fabio Penna le ofrece a Diego Rodríguez blanquear hasta 300 millones de dólares del empresario

martes, 4 de febrero de 2014

LOS SERVICIOS ESCUCHANDO A BOUDOU...: “a la mami la tengo comiendo de mi mano”. HORRIBLE...


Dicen que su incursión en la política fue una jugada magistral del secretario Legal y Técnico de la presidencia, Carlos “Chino” Zannini, al ver que Cristina comenzaba a tener actitudes políticas independientes de lo que era su “mesa chica” y así, junto al secretario de Inteligencia, Héctor Icazuriaga, encontraron el motivo justo para que Máximo dejara de pasar inadvertido y se convierta en el acompañante y consejero de Cristina Kirchner.

miércoles, 15 de enero de 2014

The Wall Street Journal: El kirchnerismo logró en una década "destruir la riqueza de una nación"




Para el diario The Wall Street Journal, el kirchnerismo logró en una década "destruir la riqueza de una nación"


Durante una visita a Buenos Aires que hice en noviembre, noté que una sensación de premonición se cernía sobre la ciudad. La economía estancada, la inflación en alza, el capital saliendo del país y los porteños de todos los ámbitos preparados para una tormenta y resignarse a las penurias que llegarían a esta ciudad portuaria.

domingo, 6 de octubre de 2013

EDITORIAL DE CLAUDIO CHIARUTTINI: SERÁ UNA ENFERMEDAD ELECTORAL, LA DE CRISTINA W? ES PROBABLE...PERO, BOUDOU, PRESIDENTE...



Editorial Sin Saco y Sin Corbata

Como la muerte de Néstor Kirchner sacudió y cambio la historia argentina y del kirchnerismo y modificó profundamente el escenario político y electoral; por la lesión cerebral detectada en Cristina Fernández, muchos creen que podría darse un giro en la estructura de poder cristinista y en el  campo político en general. Incluso, se especula si ejercerá modificaciones en la intención de votos, revertiendo la derrota que sufrió el oficialismo en las PASO en Agosto pasado.

domingo, 25 de agosto de 2013

EDITORIAL DE CLAUDIO CHIARUTTINI: LA DURA DERROTA PARA CFK, LA LLEVA BUSCAR CULPABLES, SIN ASUMIR LAS PROPIAS...


Editorial Sin Saco y Sin Corbata

Se necesitó una derrota electoral para que Cristina Fernández entendiera que el famoso 54% que usaron para abusar de las instituciones, desapareció. Se necesitó de una derrota electoral para que Cristina Fernández reconociera que hay una crisis energética y que la Argentina no para de perder reservas, aunque culpe a otros por ambos fenómenos. Se necesitó una derrota electoral para que Cristina Fernández citara a empresarios, banqueros y sindicalistas para fingir una discusión de los problemas que hay en la economía. Pero no alcanzó con una derrota electoral que destrozó los sueños reelecionistas y la imposición de un régimen hegemónico para que Cristina Fernández esté dispuesta a introducir modificaciones en el llamado “modelo de crecimiento con redistribución de la riqueza”, en el relato y en la mística que le hizo perder las elecciones.

jueves, 22 de agosto de 2013

HIMNO NACIONAL ARGENTINO, VERSIÓN CANTADA, COMPLETA.



¡Oíd Mortales!...
La historia del Himno Nacional Argentino es bastante más compleja de lo que podría parecer a primera vista. Por lo menos, más compleja que la versión que nos enseñaron en la escuela. Y si bien a esta altura es conocido por todos que la letra original fue acortada, existe una larga serie de anécdotas y detalles (algunos podrían calificarse de estrambóticos) que sólo son referidos por los especialistas en el tema.
 
Aunque historiadores, musicólogos y periodistas le dedicaron no pocas páginas a la Canción Patria en libros y ensayos como Historia de los símbolos nacionales argentinos (Luis Canepa), Los símbolos patrios (Dardo Corvalán Mendilaharsu), O juremos con gloria morir (Esteban Buch), El águila guerrera (Pacho O`Donnel) o Argentinos (Jorge Lanata), resulta difícil establecer las verdaderos acontecimientos que desembocaron en la creación del Himno, en vista de que las fuentes ofrecen diversas interpretaciones de los hechos, en algunos casos complementarias, en otros contradictorias.

En estos casos, lo más aconsejable suele ser comenzar por el principio...

DOS CANCIONES PATRIAS

El 15 de noviembre de 1810, el periódico
La Gaceta de Buenos Aires publicó unos versos anónimos, cuyas primeras estrofas rezaban:

La América toda
Se conmueve al fin,
Y a sus caros hijos
Convoca a la lid;

A la lid tremenda
Que va a destruir
A cuantos tiranos
La osan oprimir.

Según La Gaceta, se trataba de una “...Marcha Patriótica compuesta por un ciudadano de Buenos Aires, para cantar con la música que otro ciudadano está arreglando”. El historiador José Antonio Pillado atribuye la autoría de texto y música al poeta y pianista aficionado Esteban de Luca. Sin embargo, su colega Vicente Gesualdo supone que la partitura en realidad estuvo a cargo del compositor español Blas Parera, muy amigo de la familia de Luca. En cualquier caso, la obra tuvo su debut el 24 de noviembre de 1810, en el marco del festejo por el triunfo de la batalla de Suipacha. Posteriormente pudo escuchársela repetidas veces en las reuniones de la Sociedad Patriótica, y muy pronto alcanzó un importante grado de popularidad. A diferencia del texto original, que se conserva en su totalidad, la partitura se extravió y la música de la marcha sobrevive en un arreglo del compositor Josué T. Wilkes, posterior a otro similar del año 1909, de José M. Roldán.

Más efímera resultó la suerte de una segunda canción patriótica. Se sabe que el 26 de mayo de 1812 tres niños entonaron en el Cabildo de Buenos Aires, y ante la presencia de las autoridades nacionales y municipales, un texto del poeta Saturnino de la Rosa, con música de Blas Parera. En esta ocasión el nombre de los autores quedó debidamente asentado en documentos oficiales, como así también la gratificación entregada a los niños cantores: 25 pesos a cada uno, “para un vestido”, como consta en el acta del acuerdo capitular de la misma fecha.

Sin embargo, pasados apenas unos meses, una nueva canción patria veía la luz.

EL HIMNO NACIONAL

Al parecer, todo comienza el 24 de mayo de 1812, con la representación en la Casa de Comedia de la pieza teatral El 25 de Mayo, de Luis Ambrosio Morante, cuyo final desembocaba en un encendido himno coreado por los actores, sobre música original de Blas Parera.

La versión más romántica de la historia señala que entre los espectadores se encontraba Vicente López y Planes, quien embriagado de inspiración habría escrito esa misma noche la primera estrofa de un himno que pronto reemplazaría al de Morante. Con ligeras variaciones, esta es la versión que se refleja en películas como La creación del himno (Mario Gallo, 1910) y El grito sagrado (Luis César Amadori, 1952).

Pero la verdad parece ser otra. Según documentos de la época, el 22 de julio de 1812 el Triunvirato envía al Cabildo un oficio en el que “se recomienda muy eficazmente al patriótico celo de V.E. el que se encargue de mandar hacer una composición sencilla, pero majestuosa e imponente (...) que en todos los espectáculos públicos se entone al principio de ellos, con la dignidad que corresponde a la marcha de la patria, debiendo en el entretanto permanecer los concurrentes en pie y destocados.” Además de esto conceptúa de igual importancia que en las escuelas de primeras letras se cante todos los días, y que un día señalado de cada semana concurran a la Plaza de la Victoria todos los estudiantes de primeras letras presididos de sus maestros y, puestos alrededor de la pirámide del 25 de Mayo, repitan los himnos de la patria, “con todo el decoro y acatamiento que exige esta augusta deidad de los hombres libres”.

La misión de hacer cumplir dicha tarea recae en el Regidor Manuel José García. Este encarga el texto a Fray Cayetano Rodríguez, sacerdote, poeta y periodista, quien cumple con el pedido en la última semana de julio de 1812. Durante la sesión del 4 de agosto de ese mismo año, el Cabildo aprueba la letra y ordena que la misma sea provista de la correspondiente música, para lo cual el cabildante García convoca -otra vez- a Blas Parera.

La partitura, escrita para orquesta, es aprobada también y el denominado Himno Patriótico se estrena el 1º de noviembre de 1812 en el Cabildo de Buenos Aires, tras lo cual comienza a cantarse según las indicaciones del decreto inicial. Al poco tiempo, razones prácticas simplifican las obligaciones de los escolares: el gobierno recomienda que los niños lo canten sólo una vez por mes, en día festivo.

Pero la obra no obtiene la repercusión esperada. La opinión de Luis Cánepa, en su Historia de los símbolos nacionales argentinos, es que el fracaso de esta primera experiencia hay que atribuirla a la falta de vuelo lírico de Fray Cayetano. Lo cierto es que el 6 de marzo de 1813 la Asamblea General Constituyente convoca una vez más a la creación de un himno que de manera heroica resuma los ideales de la Revolución de Mayo y simbolice el entusiasmo patriótico del pueblo.

De esta manera, los asambleístas Fray Cayetano Rodríguez y Vicente López y Planes preparan, cada uno por su lado, un nuevo texto. Durante la sesión del 11 de mayo de 1813, López y Planes da a conocer su obra y obtiene la aprobación unánime de la asamblea, incluido Fray Cayetano, quien admirado retira su propia letra. El original aprobado por la asamblea es el siguiente:

Oíd mortales el grito sagrado
Libertad, libertad, libertad;
Oíd el ruido de rotas cadenas
Ved el trono a la noble igualdad
Se levanta en la faz de la tierra
Una nueva, gloriosa nación
Coronada su cien de laureles
Y a sus plantas rendido un león.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar
La grandeza se anima en sus pechos;
A su marcha todo hacen temblar.
Se conmueven del Inca las tumbas
Y en sus huecos revive el ardor
Lo que va renovando a sus hijos
De la Patria el antiguo esplendor.

Pero muros y sierras se sienten
Retumbar con horrible fragor
Todo el país se conturba por gritos
De venganza, de guerra y furor.
En los fieros tiranos la envidia
Escupió su pestífera hiel
Su estandarte sangriento levantan
Provocando a la lid más cruel.

¿No los veis sobre México y Quito
Arrojarse con saña tenaz?
¿Y cual lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y La Paz?
¿No los veis sobre el triste Caracas
Luto y llantos, y muerte esparcir?
¿No los veis devorando cual fieras
Todo pueblo que logran rendir?

A vosotros se atreve argentinos
El orgullo del vil invasor
Vuestros campos ya pisa cantando
Tantas glorias hollar vencedor
Mas los bravos, que unidos juraron
Su feliz libertad sostener
A estos tigres sedientos de sangre
Fuertes pechos sabrán oponer.

El valiente argentino a las armas
Corre ardiendo con brío y valor
El clarín de la guerra, cual trueno
En los campos del sud resonó
Buenos Aires se opone a la frente
De los pueblos de la ínclita unión
Y con brazos robustos desgarran
Al ibérico altivo león.

San José, San Lorenzo, Suipacha,
Ambas Piedras, Salta y Tucumán
La colonia y las mismas murallas
Del tirano en la banda oriental
Son letreros eternos que dicen:
Aquí el brazo argentino triunfó
Aquí el fiero opresor de la Patria
Su cerviz orgullosa dobló.

La victoria al guerrero argentino
Con sus alas brillantes cubrió
Y azorado a su vista el tirano
Con infamia a la fuga se dio
Sus banderas, sus armas se rinden
Por trofeos a la libertad
Y sobre alas de gloria alza el pueblo
Trono digno a su gran majestad.

Desde un polo hasta el otro resuena
De la fama el sonoro clarín
Y de América el nombre enseñado
Les repite, mortales oíd:
Ya su trono dignísimo abrieron
Las provincias unidas del Sud
Y los libres del mundo responden:
Al gran pueblo argentino salud.


Para la música, el gobierno vuelve a confiar en Blas Parera. Es interesante señalar que los historiadores no parecen ponerse de acuerdo sobre la verdadera talla musical del español. Mientras que algunos lo destacan como el primer director de la orquesta del primer teatro existente en Buenos Aires, la máxima figura musical de la Argentina en aquella época, otros los describen como un modesto profesor de música, empleado en las casas ricas de Buenos Aires para dar lecciones de piano, cello o canto, y autor de música por encargo. Para el compositor Alberto Williams, Blas Parera “no era un compositor avezado en los secretos técnicos del arte, sino más bien un autor ocasional, que se sobrepasó a sí mismo a impulsos de la inspiración patriótica y de la sublimidad del momento”.

Sin embargo, la inspiración patriótica de Blas Parera también es puesta en duda por algunos analistas. En Wikipedia, una enciclopedia de desarrollo comunitario alojada en la web con versiones en más de 100 idiomas, un extenso artículo anónimo sobre la gestación del Himno Nacional Argentino ofrece una polémica versión de la historia: “La Asamblea General Constituyente aprobó la Marcha Patriótica el día 11 de mayo de 1813. Al día siguiente le encargó al español Blas Parera componer con urgencia una nueva música. Algunos autores dicen que Parera accedió, pero pasados varios días no presentaba ningún resultado. Finalmente se negó, alegando que la letra era ofensiva contra España y que él temía las represalias del gobierno del rey. Fue encarcelado por el gobierno y obligado a componer bajo pena de fusilamiento. En una sola noche terminó la partitura (simplemente copió la música que había compuesto para la obra de teatro de Morante un año antes), tras lo cual fue liberado y en el primer barco abandonó para siempre la Argentina, viviendo algunos años en Río de Janeiro y finalmente en España, donde murió.”

Esta anécdota, aunque en contradicción con todas las restantes fuentes consultadas, sienta sin embargo sus bases sobre un hecho real: la repentina partida de Parera en circunstancias poco claras. Pero el musicólogo argentino Carlos Vega lo explica de esta manera: “Meses antes de su partida, el gobierno argentino (recuérdese que el país estaba en guerra) exigió a todos los españoles residentes juramento de fidelidad a la patria naciente y morir por su independencia total, legalizando su adhesión mediante una carta de ciudadanía. Podría ser que la adopción de la nacionalidad argentina hubiera sido una imposición demasiado dura para el catalán, y acaso la causa de su extrañamiento súbito.”

Tampoco existe acuerdo unánime respecto del lugar donde el Himno Nacional fue ejecutado por primera vez. Según la tradición, tuvo su estreno en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson, dama de la sociedad porteña de la época, asidua anfitriona de concurridos eventos sociales y veladas musicales. Pero otras fuentes sostienen que el debut de la obra se produjo el 25 de mayo de 1813 en la Plaza de la Victoria, al pie de la Pirámide de Mayo, cantado por los alumnos de la escuelita del maestro Rufino Sánchez. Y que el mismo día, por la noche, se entonó en el Coliseo Provisional. Esta segunda versión se fundamenta básicamente en que, tratándose de un encargo gubernamental de tamaña magnitud, difícilmente su estreno se confinara a un ámbito reducido. Conclusión: la performance en casa de Mariquita Sánchez de Thompson tendría que haber sido posterior a su estreno oficial. Aunque no resulta descabellado pensar en un pre-estreno en las condiciones antedichas, habida cuenta de que es muy probable que tanto López y Planes como Blas Parera fueran asiduos concurrentes de las reuniones organizadas en casa de la dama en cuestión.

Lo cierto es que la obra alcanzó rápidamente gran popularidad, y muy pronto quedó instalada en forma excluyente como canción patria, siendo interpretada tanto en eventos oficiales y sociales como también en el campo de batalla. Aunque, como es sabido, no sobrevivió al paso del tiempo tal como se la conoció entonces.

Como era de esperarse, el contenido de la letra, tan apropiada para inflamar el patriotismo del pueblo en tiempos de guerra, con el transcurso de los años y el tamiz de la paz acabó por generar cierto malestar en España. Versos como “y a sus plantas rendido un león”, “el orgullo del vil invasor”, “y con brazos robustos desgarran / al ibérico altivo león” o “aquí el fiero opresor de la Patria / su cerviz orgullosa dobló”, fueron al fin considerados ofensivos.

En julio de 1893, a instancias del Ministro del Interior Lucio Vicente López, nieto del autor de la letra del Himno, el Poder Ejecutivo resuelve que a partir de la fecha en los eventos oficiales se interpretaría sólo la última estrofa. Una interpelación al ministro López en el Congreso, pedida por el diputado Osvaldo Magnasco, finalmente consigue que el gobierno de marcha atrás con la propuesta. Sin embargo, años más tarde el presidente Julio Argentino Roca firma un nuevo decreto, ordenando que en los actos oficiales se canten sólo los cuatro primeros versos, los cuatro últimos y el coro. Fechado el 30 de marzo de 1900, el decreto sostiene: “El himno nacional contiene frases que fueron escritas con propósitos transitorios, las que hace tiempo han perdido su carácter de actualidad; tales frases mortifican el patriotismo del pueblo español y no son compatibles con las relaciones internacionales de amistad, unión y concordia”. Esta versión abreviada por el decreto de Roca es la que se canta en la actualidad.

En lo relativo al aspecto musical, la historia del Himno se presenta aun más accidentada. A partir de su gestación, comienzan a pulular arreglos y adaptaciones de toda índole, tanto para piano como para diferentes grupos instrumentales. De hecho, la edición argentina de la partitura, del año 1850, es posterior a una edición parisina de 1824, a una inglesa de 1830 (publicada bajo el título de Marcha del Río de la Plata) y a otra de origen francés, en este caso una reducción para piano realizada por el compositor belga Louis Massemaeckers, titulada Chant National de Buenos Aires. Existe incluso una edición del año 1866, para orquesta y banda militar, efectuada por Crisanto del Cioppo en vistas a su interpretación en la corte imperial de San Petersburgo, en Rusia. Sin embargo, el arreglo musical más conocido es el que realizó el compositor Juan Pedro Esnaola en 1860, por encargo del director de Bandas Militares Francisco Faramiñán.

El 2 de agosto de 1924, y muy a pesar de la popularidad que gozaba la versión Esnaola del Himno, el presidente Marcelo Torcuato de Alvear crea una comisión integrada por los compositores Floro M. Ugarte, Carlos López Buchardo y José André, con el fin de preparar una versión musical definitiva del Himno Nacional Argentino. Al cabo de dos años de investigación, la comisión encuentra en el Museo Histórico Nacional una partitura que se identifica como el original de Blas Parera, que hasta entonces se consideraba perdido. El manuscrito, que habría sido donado al museo en 1916 por los descendientes de Esteban de Luca, es calificado como “fuente genuina y completa”, y un nuevo arreglo basado en esta pieza se interpreta el 25 de mayo de 1927 en una función de gala del Teatro Colón.

Las reacciones ante el nuevo himno resultan dispares. Mientras el diario La Nación habla de “una versión que produjo el mejor efecto por las modificaciones que se han introducido al texto corriente, y que el público aprobó con aplauso caluroso”, las páginas de La Prensa cuestionan la autenticidad del manuscrito hallado por la comisión y pide al gobierno que retire el nuevo arreglo, aduciendo que “el himno actual, feo o lindo, es una tradición”.

Las cosas llegan al extremo durante los desfiles del Nueve de Julio, cuando una multitud desafía al gobierno cantando el himno viejo frente a la Casa Rosada y es reprimida por la fuerza policial. Esa misma noche, nuevos incidentes se producen en el Teatro Colón. Según La Nación, “finalizada la canción patriótica toda la concurrencia, de pie, aplaudió con entusiasmo y prolongadamente”. Por el contrario, La Prensa afirmó que “los empleados policiales detuvieron a todos los que no estuvieron de acuerdo con la versión”. El 20 de julio de 1927, Alvear deja en suspenso la nueva versión del himno y nombra otra comisión que restaura el Himno Nacional a partir de la versión Esnaola. En un nuevo decreto, del 25 de septiembre de 1929, el Poder Ejecutivo oficializa este trabajo como Himno Nacional Argentino.

Muchos años después, en 1990, la polémica parece resurgir cuando Charly García enfrenta un juicio por “ofensa a los símbolos patrios” al incluir, en su álbum Filosofía barata y zapatos de goma, una versión del himno adaptada a la estética del rock. Pero el tiempo no ha pasado en vano: los tribunales autorizan la difusión de este nuevo arreglo y la polémica acaba por agotarse en el ámbito mediático.

Ocho años más tarde otro artista popular, Lito Vitale, prepara una nueva versión del himno para teclados y sintetizadores. La misma forma parte del disco El grito sagrado, que incluye además arreglos de otras canciones patrias, a cargo de intérpretes argentinos de diferentes géneros como Jairo, Sandra Miahanovich, Victor Heredia, Pedro Aznar y Juan Carlos Baglietto. Se trata de un proyecto realizado conjuntamente con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el disco es repartido gratuitamente en las escuelas. En esta ocasión, no se genera ninguna polémica.

Finalmente, cabe mencionar que al cierre de esta edición no se conocen aún los detalles de una nueva versión del himno, producida por el periodista y conductor Mario Pergolini y el historiador Felipe Pigna. La misma formará parte de un ciclo televisivo sobre historia argentina titulado Algo habrán hecho, que saldría al aire durante este mes. Evidentemente, la historia continúa...

OTRAS HISTORIAS...

La del Himno Nacional Argentino no es la única historia complicada en materias de canciones patrias. Vayan, a modo de ejemplo, un par de casos:

El 26 de agosto de 1841, el poeta alemán August Heinrich Hoffmann von Fallersleben escribió La Canción de Alemania, a partir de una melodía tomada de un cuarteto de cuerdas del compositor Franz Joseph Haydn. La traducción al castellano del texto es la siguiente:

¡Alemania, Alemania estimadísima,
más estimada que otra cosa del mundo,
cuando es solidaria fraternamente
en su protección y su defensa!
Desde el Maas hasta el Memel,
desde el Etsch hasta el Belt:
¡Alemania, Alemania estimadísima,
más estimada que otra cosa del mundo!

Mujeres alemanas, sinceridad alemana,
vino alemán y canciones alemanas
deben seguir siendo acreditados en todo el mundo como en los tiempos antiguos,
apasionándonos por hazañas nobles
durante toda la vida
¡Mujeres alemanas, sinceridad alemana,
vino alemán y canciones alemanas!

¡Unidad y derecho y libertad
por la patria alemana!
¡A ellos debemos ambicionar todos
fraternalmente con el corazón y la mano!
Unidad y derecho y libertad
son la prenda de la felicidad;
¡Florece en el brillo de esa felicidad,
florece, patria alemana!

Actualmente sólo se interpreta la tercera estrofa. La primera fue suprimida porque los ríos que menciona se encuentran hoy fuera de las fronteras de Alemania, y la segunda por su contenido, extraño a los ojos contemporáneos.

Y si de polémicas musicales hablamos, veamos esta anécdota que tiene por protagonista a Igor Stravisky, enfrentado al himno nacional norteamericano:

“Escribí un arreglo de Star Spangled Banner a sugerencia de un alumno (mejor sería decir un compositor que me visitaba dos veces por semana para que le reescribiera las obras) y porque durante la guerra estaba obligado a comenzar mis conciertos con el himno y los arreglos existentes me parecían muy mediocres. Compuse mi versión en Los Angeles, el 4 de julio de 1941; al poco tiempo la interpretó una orquesta y un coro de músicos negros dirigidos por un yerno de mi alumno. Tras esta interpretación envié el manuscrito a la esposa de Roosevelt para una subasta con el fin de obtener fondos para la guerra, aunque mi acorde de séptima mayor en la segunda estrofa de la pieza, la parte que las señoras patrióticas prefieren, debió de molestar a algún oficial de alto grado, ya que me devolvieron la partitura con una excusa. (...) La toqué por primera vez con la Orquesta Sinfónica de Boston en el invierno de 1944. En esa ocasión me puse de espaldas a la orquesta y dirigí al público, suponiendo que cantaría el himno, pero no fue así. Aunque nadie pareció darse cuenta que mi arreglo era diferente del que solía ejecutarse normalmente, al día siguiente, justo antes del segundo concierto, se presentó en mi camarín un comisario de la policía y me informó de una ley del Estado de Massachusetts que prohibía cualquier forma de “alteración” de la propiedad nacional. Me dijo que la policía ya había recibido instrucción de retirar mi arreglo de los atriles de los músicos. (...). No se si mi versión se ha vuelto a tocar desde entonces. Debería interpretarse, ya que en ella se saca el mayor provecho armónico y lineal del material y sin duda es superior a cualquier otra versión que yo haya escuchado.”

Fernando Pereyra

miércoles, 14 de agosto de 2013

viernes, 9 de agosto de 2013

CUANDO MASSA ERA PRESIDENTE DE TIGRE... BOUDOU...ERA EL TESORERO!!!!!


Massa, por lo que se puede percibir...

Es la alternativa estudiada de FPV...

Pero, como en política la verdad es un valor relativo...

Se puede presentar como "opositor"...

sábado, 3 de agosto de 2013

Román Lejtman: Cristina (y su abuso de...) y Francisco.



Es un secreto de Estado cuántas veces puteó Cristina Fernández de Kirchner cuando se anunció que Jorge Bergoglio era el sucesor de Benedicto XVI. 

martes, 16 de julio de 2013

JOSÉ SBATELLA: A ESTE DELINCUENTE...LE PAGAMOS EL SALARIO...

(COMO NO PODRÍA SER DE OTRO MODO, EN LA FOTOGRAFÍA, ACOMPAÑADO POR FELISA MICELLI...)

Es verdaderamente impresionante el estado de avería, del gobierno de Cristina Wilhem...

Su estado de descomposición los lleva a límites, casi inimaginables, para el ciudadano corriente, e indefenso.

Pensar que este señor, se puede instalar frente a banqueros, y decirles que "miren para otro lado", cuando tengan alguna sospecha sobre algún depósito...con forma de "lavado", es la más cabal demostración, de estar frente a ladrones organizados que usufructúan de los organismos del Estado, para delinquir... 

lunes, 8 de julio de 2013

jueves, 20 de junio de 2013

ESTELA BARNES...: ESTA LADRONA EMPUJA LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN...

El descaro que los caracteriza, es pasmoso...

Con tal de mantener su vida licenciosa, -con dineros de los contribuyentes-, son capaces de las más atroces ignominias...

domingo, 16 de junio de 2013

HOY, 16/06/13, LA FRAGATA LIBERTAD ESTÁ AMARRADA EN EL PUERTO DE BUENOS AIRES...SILENCIOSAMENTE...


 Ante mi sorpresa por verla allí, esplendorosa...

OPI SANTA CRUZ: PARA "ÉL", LO PRIMERO, LA TARASCA....


En el año en que Néstor Kirchner produjo el golpe institucional en Santa Cruz, colocando a Carlos Sancho como gobernador interino, ordenó iniciar un negocio sobre energías limpias. Sin embargo, no abrió el juego a empresas del sector, sino que lo personalizó en Epsur SA, de Lázaro Báez y utilizó todas las conexiones oficiales del gobierno nacional y provincial para desarrollar la idea y propiciar el negocio, privilegiando a la empresa “amiga”. Dicho proyecto lo trsaladó a Tierra del Fuego, convenciendo a su amigo Cóccaro de sumarse al mismo

martes, 11 de junio de 2013

TECNÓPOLIS...ES UNA CUEVA DE LADRONES...

No hay inflación que se contenga, con semejante nivel de corrupción...

Ser gobernados por un increíble nivel de "avería"...hace imposible no pensar en una crisis socio-económica, terminal.

domingo, 9 de junio de 2013

Rogelio Alaniz: ¿Hacia la reelección indefinida?


La reelección indefinida ya no es un deseo de Diana Conti o de algunos de los abundantes energúmenos que rodean a la corte oficial. En esta semana Abal Medina y Julio de Vido se pronunciaron en la misma dirección. 

miércoles, 5 de junio de 2013

James Neilson: "...Aunque a esta altura Cristina y sus incondicionales entenderán que les sería difícil permanecer en libertad..."

Dicen que “la corrupción mata”, pero no solo es cuestión del tendal de muertos en accidentes ferroviarios o inundaciones atribuibles, si bien indirectamente, a funcionarios habituados a anteponer sus propios intereses personales al bienestar común. La corrupción también plantea una amenaza mortal a la democracia. Son tantas las denuncias terriblemente convincentes de enriquecimiento ilícito que se han formulado contra la presidenta Cristina Fernández y sus allegados que una derrota electoral no les supondría nada más alarmante que una oportunidad para descansar de sus labores por un rato en que prepararse para un nuevo período en el poder, como suele suceder en democracias “normales”. A menos que sus eventuales reemplazantes decidieran amnistiarlos, una opción que, de concretarse, con toda probabilidad compartiría el destino de aquellos indultos que fueron decretados por el presidente Carlos Menem, muchos, encabezados por la mismísima Cristina, podrían tener que elegir entre el exilio en un país dispuesto a darles refugio y la cárcel. Entre otras cosas, la “década ganada” arrojó un superávit impresionante de denunciados emblemáticos.

martes, 4 de junio de 2013

RIAL Y VENTURA...VAN POR LANATA????...


RECIBIDO POR MAIL

Mentir, cobrar…esperar

LOS FUSILES DE CRISTINA

Los periodistas faranduleros Jorge Rial y Luis Ventura habrìan cerrado un millonario acuerdo con el gobierno y a través de la SIDE manejan información sobre la vida privada de Jorge Lanata. Hasta el momento las andanadas contra el conductor están dando un resultado adverso al deseado por el kirchnerismo: la imagen de éste sube mientras la del gobierno no parece encontrar el piso.

lunes, 3 de junio de 2013

SUSANA TRIMARCO...¿DE PROSTITUTA A HEROÍNA?...¿O FARSANTE???


Y la realidad es que Susana Trimarco es una farsante y el caso Marita Veron era un fraude total.Ya que en el pasado tanto Susana Trimarco como su hija Marita Veron trabajaban en prostitución (siempre voluntariamente), pero una vez hubo un conflicto familiar y Susana echó de la casa a su hija que solo tenía 21 años. Pero después denuncio un falso secuestro que nunca se dio.